• Correos electrónicos fraudulentos (phishing)

    El “phishing” es un tipo de fraude donde la víctima es engañada a proveer información confidencial mediante fuentes que aparentan ser legítimas. Usualmente, es un proceso de dos partes que envuelve el uso de correos electrónicos y sitios web fraudulentos. Primero, el defraudador o falsificador cibernético envía un correo electrónico que aparenta ser fiable a una audiencia amplia con la espera de que algunas de esas personas sean clientes de la entidad que está imitando. Esta práctica se conoce como “email phishing”.

    El mensaje en este tipo de correo electrónico usualmente es de urgencia y solicita que ingrese a su cuenta o cambie sus credenciales de acceso. Los enlaces en el correo electrónico aparentan ser fiables pero llevan la victima a sitios web falsos que imitan el diseño del sitio legítimo. El objetivo es que la victima acceda el sitio web fraudulento y entre su información personal.

    Cómo obtienen las direcciones de correo electrónico

    Los defraudadores obtienen las direcciones de correo electrónico en distintos lugares a través del internet. También compran listados de correos electrónicos y a veces adivinan las direcciones. Por lo general, el defraudador no conoce si las personas son clientes de la entidad que está imitando, su expectativa es que un porciento de las personas sí lo sea y caigan en la trampa.

    Si recibe un correo electrónico fraudulento que aparenta venir de Reliable Financial Services, no significa que nuestros sistemas computadorizados fueron comprometidos.

    Sitios web fraudulentos

    Una manera para detectar un sitio web fraudulento es validar la dirección en el navegador. Un defraudador cibernético podría crear un sitio web con una dirección similar para engañar a la víctima. Si recibe un comunicado sospechoso, no presione los enlaces, sino accede el sitio web escribiendo la dirección correcta directamente en su navegador. Para reportar un comunicado sospechoso que aparenta venir de Reliable Financial Services favor llamar al 787-523-0000.


  • Mensajes de texto fraudulentos (smishing)

    El intento de "phishing" a través de SMS (Short Message Service) o mensaje de texto se conoce como “smishing”. El propósito es el mismo que el de la manera tradicional por correo electrónico: obtener su información confidencial aparentando ser un mensaje legítimo.

    Nunca responda a una petición de información personal como número de cuenta, seguro social, contraseña, o fecha de nacimiento a través de un mensaje de texto que aparenta venir de Reliable Financial Services.


  • Llamadas telefónicas fraudulentas (vishing)

    Un intento de "phishing" también se puede realizar a través de una llamada o mensaje de voz, esta táctica se conoce como “vishing”. El defraudador tiene maneras de falsificar el número de teléfono que se registra en el identificador de llamadas. También puede utilizar información suya, como su nombre u otros datos fácilmente accesibles a través del internet, para que la llamada aparezca más auténtica.

    Si una llamada que usted no origino le parece sospechosa, pregunte cual es el propósito y cuelgue la llamada. Luego comuníquese con la compañía utilizando fuentes legitimas como números de contacto encontrados en el sitio web.


  • Correo postal o fax fraudulento

    Algunos defraudadores aun utilizan métodos no sofisticados para obtener información confidencial. Si recibe un correo postal o fax solicitando alguna acción o información sospechosa, comuníquese con la compañía utilizando fuentes legítimas como números de contacto encontrados en el sitio web.


  • Ventanas emergentes

    Las ventanas emergentes o anuncios cibernéticos se pueden utilizar por los falsificadores para obtener información personal. Las ventanas emergentes pueden ser generadas por archivos descargados a través de sitios no confiables. Para protegerse de programas maliciosos, evite descargar archivos a través de fuentes no conocidas en el internet y escanea su computadora con un antivirus regularmente.


Señales de Fraude

Nadie es exento de ser victima de fraude o explotación financiera, por lo cual es importante estar alerta ante posibles señales. Algunas de las más comunes incluyen:

  • Pagos atrasados o cuentas nuevas sin pagar
  • Firmas sospechosas en los cheques emitidos y estados de cuenta
  • Los estados de cuenta ya no llegan a la dirección postal de la persona
  • Cambios repentinos y sin explicación alguna en documentos importantes como un poder duradero o testamento
  • Nuevos “allegados o amigos” que quieren acompañar a la persona cuando ésta va al banco

Explotación Financiera

Personas de edad avanzada o con impedimentos

Las personas de edad avanzada o con impedimentos suelen ser víctimas de explotación financiera. Los timadores pueden ser familiares, personas de confianza o extraños que se acercan a ellos con la intención de tener acceso a sus recursos económicos. Para ayudar a prevenir que tu ser querido o conocido de edad avanzada sea víctima de fraude, recomiéndale que haga lo siguiente:

  • Triture los recibos, estados de cuenta y ofertas de tarjetas de crédito antes de botarlos
  • Nunca ofrezca su número de Seguro Social, número de cuentas de banco u otra información financiera o personal por teléfono a menos que la persona sea quien haga la llamada
  • Guarde bien, si es posible bajo llave, la chequera, estados de cuentas e información sensitiva cuando personas ajenas a la familia visitan regularmente la casa
  • Seleccione cuidadosamente a la persona que actuará como su representante para realizar sus trámites personales o financieros
  • Pida su reporte de crédito una vez al año para verificar sus cuentas e identificar posibles cuentas fraudulentas

Si nota alguna de estas circunstancias, trate de identificar la fuente del fraude o explotación financiera. Luego reporte el caso o la persona sospechosa, tanto a las autoridades, como a la institución bancaria en la cual la persona tiene sus cuentas para investigación.

Las instituciones financieras en Puerto Rico, de acuerdo a lo establecido por la Ley Número 206 del 9 de agosto de 2008, cuentan con un protocolo de prevención y detección de posibles casos de explotación financiera a personas de edad avanzada o con impedimentos.

Si crees que algún familiar o conocido es víctima de fraude o explotación financiera, puede comunicarse confidencialmente con el gerente de la sucursal para informarle sobre la situación.